entrevistas

“No hay nada que sensibilice más a un cocinero que alguien que pase hambre”, Quique Dacosta

unnamed

Quique Dacosta, durante la presentación de la campaña, con su plato solidario. Foto: Negami.

El chef Quique Dacosta es embajador de Acción contra el Hambre y el padrino nacional este año de la campaña Restaurantes contra el Hambre, a la que nos sumamos 11870. El cocinero extremeño lleva años abanderando esta campaña en la Comunidad Valenciana y animando a otros chefs a sumarse a ella, convencido de que “nosotros, cocineros y hosteleros, podemos ayudar a salvar vidas”.

Este año ha tenido la oportunidad de viajar al norte de Senegal, a una de las regiones más sacudidas por el hambre, y conocer de cerca los trabajos que la ONG realiza para apoyar a las personas más afectadas. Entre otros proyectos, el chef visitó un centro de salud en que se diagnostica y trata la desnutrición infantil, así como un huerto nutricional. Además pudo aprender la preparación de un plato típico senegalés.

En la rueda de prensa que llevó a cabo el pasado lunes 18 de septiembre Acción contra el Hambre para dar a conocer la campaña, Quique Dacosta habló acerca de su implicación en la iniciativa y su experiencia en Senegal.

En un mundo que produce alimentos suficientes para todos, 8.500 niños siguen muriendo cada día por desnutrición aguda. ¿Qué te parece esta afirmación?

Que un mundo que es capaz de producir alimentos para todos no consiga alimentarlos es una de las incapacidades más grandes del ser humano. Seguramente hay millones de argumentos por los que esto es así pero ninguno vale lo suficiente como para que un niño muera. Esta es la gran vergüenza del ser humano.

¿Cómo conociste Acción contra el Hambre?

Seguramente desde que nació, pero me interesé más cuando Acción contra el Hambre se hermanó con la restauración pura y dura y buscó argumentos en los cocineros y restaurantes para conseguir fondos que nos sirvieran para ayudar con una estrategia maravillosa y excepcional. No hay nada que sensibilice más a un cocinero que alguien que pase hambre. Nuestra acción natural es alimentar, aunque bien es cierto que la gastronomía ha derivado hacia expresiones mucho más intimistas, también de negocio. Expresiones 7 creativas, innovadoras. La gastronomía española ha cogido un calado importante. Y precisamente que Acción contra el Hambre se apoyara en crear una campaña como este tipo con los restauradores y que la respuesta haya sido tan formidable y siga en crecimiento denota esa sensibilidad de la que hablo por parte de los cocineros y restauradores. Lo cual creo que estamos en el comienzo de lo que podemos llegar a hacer. Tengo la sensación de que mi sector puede aportar mucho.

¿Qué te ha motivado a participar en la campaña Restaurantes contra el Hambre?

Empezamos colaborando como cualquier cocinero en la campaña. Después fuimos cobrando un protagonismo mayor en la Comunidad Valenciana para que se uniesen más colegas y actualmente a nivel nacional me lleva el querer hacer fuerza porque creo en el proyecto y creo que podemos aportar todavía más y reclutar a más hosteleros. Cuantos más seamos más recaudaremos. No me gusta quedarme sentado viéndolas venir. Yo creo que el siguiente paso es actuar. Prefiero venir a terreno y así concienciarme aún más si cabe de una realidad que parece muy lejana, pero que está aquí mismo y que a todos nos toca. Desde aquí poderles decir a los demás: “venid conmigo”.

Cuando te confirmaron que vendrías a terreno, a visitar los proyectos de Acción contra el Hambre en Senegal, ¿qué te imaginabas?

Me imaginaba esto o algo muy similar. No tenía expectativas marcadas en beneficio mío. Yo quería ver qué estaba pasando y creo que en cierta medida voy cobrando conciencia a pie de pista. No es ni mejor ni peor pero sí que al venir a terreno siento más aliento, siento más posibilidades de hacer, lo puedo entender más. En la distancia me lo cuentan, aquí en cambio puedo ver cómo el pueblo es capaz de generar una red de iniciativas que no solamente las ONG les ayudan sino que ellos mismos proponen y las generan, como la que he visto en Namarel donde el propio pueblo ha creado una asociación de pastores. Es alentador ver que con tan poco son capaces de generar tanto y seguir mirando hacia delante. A mí me gustaría ayudar más y que ayudáramos más, que contribuyéramos más a su desarrollo. Que lo generen ellos con sus infraestructuras, con su equipo, con sus gentes, con sus gobiernos y que nosotros les apoyemos. 

¿Qué has aportado y qué te ha aportado esta experiencia?

De momento muy poco. Yo he venido con la intención de aprender, de conocer y a partir de aquí ver qué más puedo hacer cuando reflexione sobre ello. De momento todo son flases. Conviene madurar, reflexionar antes de tomar acción. Seguro que me llevo más que lo que dejo, pero intentaré desde allí devolver buena parte de lo que me llevo o multiplicarlo por todo lo que pueda.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s