novedades

Las Cenas Clandestinas de 11870. ¡Participa!

Yo invito.
Tú aceptas.
Vosotros miráis.
Ellos cocinan.

¡Todos disfrutamos!

En 11870 hemos decidido dar un paso más allá y montar lo que hemos denominado “Cenas Clandestinas”.

¿Qué requisitos hay que cumplir para ser invitado a una Cena Clandestina? Ser humano, formar parte de la comunidad activa de 11870, tener aparato digestivo y ganas de vivir la experiencia. Si eres tímid@ tampoco es problema: te daremos extra de vino.

¿Aceptarías cenar en casa de extraños compartiendo mesa con desconocidos? ¿Cocinarías para invitados que no has visto en tu vida? Apostamos que muchos de vosotros diríais que… ¡por supuesto! ¿Riesgos? Pasar una noche estupenda.

Si uno lo piensa bien, en los grandes restaurantes comes al lado de muchos otros señores que no has visto en tu vida, aunque tampoco tienes por qué compartir mantel ni entablar conversaciones con ellos.

Si una cosa nos queda clara es que el amor por la comida une, así que decidimos echar el resto: dos de nuestros usuarios ofrecieron su casa y su arte culinario para unos pocos.
Nadie apuntó con una pistola a nadie, promesa.

Cristina y Nindiola eligieron el menú, la fecha y pusieron su casa. Cocinaron para diez invitados sorpresa. 11870 hizo de interlocutor entre los anfitriones y los asistentes, eligiendo a los comensales e invitándoles, guardando en secreto el menú y los convidados. ¿Osadía? ¿Locura? ¿Riesgo? ¡Solo podía salir bien!

¿Cómo transcurrió la cena?

El viernes 12 de febrero a las 21:30 empezaron a llegar los invitados. Un grupo reducido y variopinto que en seguida empezó a encajar, sobre todo cuando se sirvieron unas rondas de Cachaça Sour, cortesía de Nindiola.

Tras el cocktail y el aperitivo nos dirigimos al salón y disfrutamos de un menú de tres platos, delicioso, que no vamos a desvelar. Pero sí diremos que el talento culinario de Cristina debería ser Patrimonio de la Humanidad. O al menos hacerle una ola… ¡o dos!

Entre platos, brindis, risas, más vino y conversaciones animadas se pasó la noche. Llegó la sobremesa, las espirituosas, y al final… ya nadie era un desconocido. Todos se alegraron de haber aceptado la invitación y hasta de haberse conocido.

No hemos inventado la rueda ni el fuego, pero lo pasamos muy bien. Y es que muchos de los usuarios de nuestra web se leen, se comentan y tienen muy buen rollo (o mal rollo) entre ellos, lo suficiente como para que, aunque no se hayan visto en su vida, ya se conozcan.

Tan bien salió que amenazamos con repetir.

¿Cómo participar?

Tómate unos cachaça sour y escribe a comunicacion@11870.com, dinos que quieres montar una “Cena Clandestina” en tu casa y tras mirar tu ficha policial, nosotros nos encargaremos del resto.

Lo mejor de la noche no aparece en el vídeo y tampoco podemos contártelo. Tienes que vivirlo.

Atención: durante la grabación de este vídeo nadie resultó intoxicado. Sólo un mantel quedó herido mortalmente de vino tinto. No sabemos si sobrevivió.

Todo el mundo regresó a su casa u hotel sano y salvo. A la pregunta de si repetirían el 120% (uno de los invitados lo dijo 2 veces) respondió que “¿¡Cuándo!?”

Comentarios

One response to “Las Cenas Clandestinas de 11870. ¡Participa!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s