cocinando chefs

gastronomía y redes: experiencias de chefs

Esta mañana hemos tenido el placer de asistir a un desayuno organizado por el equipo de Territorio Creativo con los chefs Rodrigo de la Calle del restaurante R. de la Calle, Fernando Pérez Arellano de Zaranda y César Martín y Ricardo F. Callejo de Lakasa. Todos ellos, ultrapremiados y reconocidos, están haciendo un importante uso de Internet y de las redes sociales como parte del día a día de su proyecto gastronómico. Todos ellos reconocen vivir pegados al móvil y responder a los clientes en las redes desde la mismísima cocina 😉

Compartiendo mesa con el equipo de Territorio Creativo, Marta Fernández de Gastroeconomy, Cristina y Lúa de Guía Repsol y Pedro Álvarez, entre otros, hemos podido palpar de primera mano cómo Internet y las redes sociales han pasado a integrarse en la rutina del día a día de estos restaurantes. Para ellos, este fenómeno es “el principio de algo gigantesco donde cada uno está tomando su camino”.

Compartimos con vosotros las conclusiones extraídas de las experiencias de estos cocineros:

  • Internet ejerce de altavoz del boca a boca de toda la vida. Las redes te permiten multiplicar el contacto con clientes y con el mundo. Si a eso se le suma que el acceso a la información se produce cada vez más desde Internet, más ágil y rápido, que desde los medios tradicionales, Internet se convierte en una herramienta de comunicación poderosísima para cualquiera que tenga un negocio.
  • si no estás en Internet, no existes. Las redes tienen el valor de ponerte en el mapa. Y no solo dan a conocer tu restaurante: también son esenciales para construir la marca personal de cada uno.
  • multiplicando clientes. A través de promociones concretas o sorteos vía redes sociales, o permitiendo la reserva de mesa a través de todas los canales que ofrece Internet, la oportunidad para ganar clientes se multiplica. Interesantísima la experiencia de Lakasa, donde lanzaron una promoción de un plato concreto que les permitió ganar más de 100 clientes que querían probar ese plato. 
  • contacto directo (y eterno) con los clientes. Antes entrabas en contacto con tus clientes solo cuando iban a comer al restaurante; ahora puedes hablar con ellos 24 horas al día los 365 días del año, o conversar incluso a tiempo real desde el propio restaurante. Increíble las experiencias en este sentido de Fernando Pérez, llegando a conversar en tiempo real con un cliente durante todo el tiempo que éste pasó en el restaurante
  • feedback inmediato. En el pasado, para saber lo que opinaban de ti, había que esperar a que el periódico publicara la crítica gastronómica de turno. Hoy el feedback es casi inmediato a través de las redes: Fernando Pérez relata cómo a veces sirven un plato en la mesa y antes de entrar en la cocina ya conocen las primeras impresiones del cliente gracias a twitter.
  • afrontar soluciones. Escuchar las opiniones de clientes a través de Internet les ha permitido a todos ellos detectar posibles mejoras y realizar cambios en sus restaurantes.
  • acercar el día a día del restaurante. Internet les permite contarle a la gente las cosas que pasan cada día en el restaurante “con sinceridad y honestidad”, cuentan. Es importantísimo mantener la coherencia entre la experiencia que el cliente percibe en las redes y la que va a vivir en la vida real cuando vaya al restaurante.
  • mayor conexión entre colegas de profesión… y con el resto del mundo. La presencia en redes no solo mejora las relaciones con sus clientes:; también mejora el contacto entre colegas y les permite tener vínculos con chefs y restaurantes de cualquier parte del mundo, un hecho que les permite seguir cogiendo referencias, innovando o abrir nuevas oportunidades.
  • formar al cliente. Herramientas como los blogs o twitter permiten a los cocineros ofrecer conocimientos a sus seguidores: desde las microrecetas en twitter que publica cada domingo Rodrigo de la Calle hasta el aviso del comienzo de temporada de diferentes productos y sus precios de mercado o el acercamiento a un plato o producto poco conocido.
  • la importancia de lo visual. Anteslas fotos de los platos permanecían en silencio. Hoy, las fotos se han convertido en claves para enseñarle a la gente lo que haces: atrapan al posible cliente y ayudan a la viralidad.
  • llegó la transparencia a la gastronomía. Se acabaron los tiempos de recetas secretas y fórmulas mágicas. “Desde que existe Ferrán Adriá ya nada es secreto”, dicen. Hoy todo se documenta y nadie tiene miedo a la copia: más bien es motivo de orgullo. Las redes ayudan a dar transparencia a los proyectos y difundir la personalidad de cada uno.



Para los que tengáis interés en seguir la conversación del desayuno a tiempo real, podéis echar un vistazo al hashtag #TCDesayunos. ¡Esperamos que os guste! 🙂

 

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s