entrevistas

conversaciones con Jean Jacques Beucler, del Instituto Francés de Madrid

Jean Jacques a la izquierda con Adolfo y Sandra de 11870.

Hace unos días tuvimos de visita por la oficina a Jean Jacques Beucler, director del Instituto Francés de Madrid: hace ya tiempo que esta institución, sinónimo de cultura francesa en España, anda dando brío a su perfil en 11870 y aprovechamos la oportunidad para charlar con él sobre esta emblemática institución, sus aportaciones a la cultura francesa en España, las cosas que están haciendo en Internet, etc. Os dejamos la conversación que tuvimos con Jean Jacques, un francés que aterrizó en 2010 en España y se afincó en plena Plaza de Santa Ana.

Antes de nada, cuéntanos a qué os dedicáis en el Instituto Francés.
En primer lugar, somos una academia de idiomas. Pero no somos sólo eso: lo más importante es que siempre hemos mezclado lengua y cultura, enmarcadas además en un edificio con más de un siglo de vida.  Profundizando un poco más: a nivel enseñanza, ¿qué os distingue de otras academias? Lo esencial es que la mayoría del profesorado es nativo o tiene un nivel de francés perfecto: en esto somos únicos. Además somos el Instituto oficial reconocido por el Ministerio de Educación Especial de Francia y a la vez por el Ministerio de Asuntos Exteriores tanto de Francia como de España, y gracias a esto podemos expedir certificaciones oficiales tanto por la Universidad española como francesa. Nosotros pertenecemos al Ministerio de Exteriores Francés, con lo que actuamos bajo la autoridad del embajador de Francia, pero al mismo tiempo tenemos mucha libertad tanto para concebir los programas como para decidir lo que queramos hacer tanto a nivel lingüístico, cultural o de difusión. Por otra parte, a nivel económico tenemos que autofinanciarnos y buscar patrocinadores o grandes operaciones, como la que hicimos con la Primavera Árabe o nuestra exposición de caricaturistas.

¿A cuánto asciende vuestra nómina de alumnos actualmente?
Tenemos más de 5.000 alumnos: 4.000 de ellos que reciben clases en el propio edificio del Instituto, y otros 1.000 que reciben clases en empresas u otro tipo de cursos especializados. La base de todo es el curso anual, con clases en las que no sobrepasamos el límite de 12-14 alumnos porque queremos mantener la excelencia. También ofertas cursos intensivos a lo largo del año, y cursos muy especializados: por ejemplo, trabajamos con los jueces españoles que quieren trabajar en un tribunal internacional o colaborar con Francia en cosas como la lucha antiterrorista. También tenemos cursos especializados en medicina, debido a la demanda de personal sanitario español en Francia.

Además de esto, tenéis un programa muy cuidado de conferencias, ¿no?
Sí. Hace un tiempo por ejemplo trajimos a Stephane Hessel (padre del movimiento de los indignados) con el que tengo mucha vinculación, y lo juntamos con el escritor José Luis Sampedro. Organizamos un charla para el gran público y fue todo un éxito: más de 1.000 personas estuvieron esperando bajo la lluvia para escuchar a estos dos señores, cuando nuestro aforo es de 250 personas… Menos mal, que como ya lo veíamos venir, pusimos una pantalla gigante en la planta de arriba, donde metimos a más de 700 personas, y a pesar de todo cerca de 300 no pudieron entrar. Me llama mucho de Madrid que es una ciudad eminentemente cultural en la que siempre hay mucha gente dispuesta a acercarse a escuchar una conferencia, y eso es fantástico.

Otra actividad que llama la atención en vuestro programa son los ciclos de cine.
Hay mucha tradición de cine en nuestro Instituto. Tenemos un público muy fiel, español en un 90%, y muy exigente además, que sabe muy bien lo que quiere ver. Por ejemplo, nuestras películas son siempre en V.O.: el otro día proyectamos una película en VO en inglés por ser una coproducción inglesa-francesa, y un tercio de la sala se nos fue al principio de la película. Fomentamos la proyección de cine francés apoyados por el Ministerio de Cultura francés: estamos convencidos de que en estos tiempos de crisis es precisamente cuando más hay que ayudar la cultura porque será un modo de salir hacia delante, y es importante alentar el espíritu de creación y de producir cultura.

De vez en cuando también os atrevéis con el teatro y la danza, ¿verdad?
Sí. Por ejemplo el año pasado organizamos una actuación de danza maravillosa con Blanca Li, un ejemplo fantástico del tipo de cooperación que queremos hacer en este ámbito cultural entre Francia y España. En otra línea acabamos de proponer un ciclo de conciertos entre los que ha venido por ejemplo Francis Cabrel, que no había cantado nunca en España a pesar de que muchas de sus canciones están traducidas al castellano. El año pasado también colaboramos con eventos en el Festival de jazz de Madrid.

Otra de las propuestas que más nos llama la atención del Instituto es que tiene restaurante propio: ¿es solo para alumnos? ¿toma la gastronomía francesa de base? 
El restaurante está abierto a cualquier que pase por allí, no sólo alumnos. Y no es un restaurante típico de cocina francesa, pero digamos que tiene un espíritu de cocina francesa, aunque hacen un poco de todo. El lugar es extraordinario, especialmente cuando sale un poco el sol gracias a una terraza interior preciosa. Cada mediodía lo tenemos lleno porque se come bien, se escucha de fondo un poco de música francesa y es un lugar muy simpático.

Entrando en materia Internet, nos encantaría saber cómo nos conocisteis.
Aunque yo llegué en el año 2010 al Instituto, nuestra relación con vosotros venía de antes: ya en 2008 creamos nuestro perfil para poder dar una información más detallada sobre nosotros, y lo hicimos porque encontramos una opinión de una usuaria de 11870.com, Madame Tafetán, que decía que el Instituto era “un trocito de Francia en Madrid” y nos encantó. Por eso decidimos que teníamos que estar aquí.

¿Cómo de importantes son para vosotros las opiniones que da la gente sobre el Instituto en Internet?
Ahora que vivimos en un mundo de comunicación, en multitud de comentarios que hay en Internet te puedes encontrar algunos que carecen de sentido o algo “rápidos”, pero para nosotros la mayoría de comentarios que leemos tienen mucho interés. Si además son negativos, nos preocupamos por ver cómo podemos mejorar, aunque tenemos suerte porque la mayoría de comentarios que recibimos son positivos, mensajes de ánimo. Creo que no nos hemos subido al tren de Internet tan rápido como deberíamos haberlo hecho, pero poco a poco vamos haciendo las cosas bien: ya tenemos 2.500 fans en Facebook, tenemos canal de Youtube y desde agosto de 2010 tenemos también nuestra cuenta oficial en Twitter. En cualquier caso, tenemos mucho camino todavía por recorrer.

¿Estáis sacando provecho de Intrnet y las nuevas tecnologías desde el punto de vista de la enseñanza?
Pues sobre esto precisamente tenemos un producto muy original de aprendizaje online que acabamos de vender a Alemania, Italia y República Checa: consiste en tener clases de francés online con un tutor o persona responsable a la que se puede acudir en cualquier momento, y luego ofrecemos la posibilidad de combinar esto con una modalidad presencial.

¿Qué planes tenéis para el futuro?
Actualmente estamos a tope de capacidad en las aulas, así que por un lado estamos viendo cómo podemos crecer. Por ejemplo, tenemos un contrato con el Colegio Maravillas que nos alquila aulas para seguir inscribiendo alumnos. Paradójicamente parece como si la crisis incitará a la gente a invertir en cultura: la gente tiene dificultades, menos dinero, sufre la crisis… y sin embargo guarda algo de dinero para invertir en cultura. Es maravilloso y demuestra mucha inteligencia. Por eso queremos desarrollar mucho más las actividades culturales del Instituto y la colaboración Francia – España.

Para terminar, un pequeño cuestionario:

– ¿un restaurante francés de Madrid al que recomendarías ir? La Gallette II
– ¿una ciudad francesa que recomendarías visitar? Montpellier
– ¿tu rincón preferido de Madrid? Mi barrio, el Barrio de las Letras
– ¿un viaje pendiente? El desierto blanco de Egipto

Desde aquí le mandamos las gracias a Jean Jacques por el tiempo que nos dedicó y le deseamos mucha suerte con los próximos pasos del Instituto.

Comentarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s