entrevistas

conversaciones con Jorge Marín, de La Panza es Primero

Seguimos con nuestras entrevistas a negocios que están dando muy buenos pasos en las redes. Hoy nos toca Jorge Marín, miembro del grupo No Somos Socios y propietario de algunos de los restaurantes de inspiración mexicana más populares y concurridos de Madrid: La Panza es Primero, Barriga Llena, Papasiones y Sabor a mí. Una buena nómina de locales que suman entre todos centenares de recomendaciones por parte de los habitantes de 11870. Con él charlamos de sus duros comienzos, los conceptos que se encuentran detrás de cada una de sus propuestas, su amor por la luche libre, su uso de las redes y sus proyectos futuros, entre otras cosas. Esperamos que os guste! 🙂

¿Cómo llegaste al mundo de la restauración?
Lo primero de todo, aclarar que no me considero empresario: me considero restaurantero. No me importa el dinero, vine a España no por dinero sino porque me apetecía comenzar aquí una aventura gastronómica. Llegué a Madrid con 15 dolares y mi primera noche la pasé en El Retiro, la segunda en una estación de tren, y ahora soy propietario de 15 de los restaurantes más populares de Madrid. Desde entonces le tengo un cariño especial a El Retiro.

En No Somos Socios contáis con cuatro marcas de restaurantes: La Panza es Primero, Barriga Llena, Papasiones y Sabor a mí. ¿De qué va cada uno?
El primer restaurante del grupo, La Panza es Primero, lo creamos con el fin de ofrecer al público español un concepto que en ese momento no existía: la cantina. El proyecto empezó prácticamente sin dinero, nos estabamos separándonos mi socio y yo de nuestra antigua sociedad y empezamos trabajando de albañiles, de pintores, de todo… hasta que logramos abrir en verano del año 2000. El segundo concepto que creamos fue Barriga Llena, pensado como un restaurante con parrilla al carbón, cortes de carnes mexicanizados… En su momento incluimos pasta con toques mexicanos, barra de ensaladas, sopas, cremas… y fue un “boom” que cambió el rumbo de la empresa. Teníamos un local más grande en una esquina muy buena, y así nació el concepto de “somos los mismos pero no es igual”. La principal diferencia con La Panza es Primera es que Barriga Llena es más restaurante y La Panza es Primero más cantina. El tercer lugar llegó Sabor a Mí, un café mexicano. Aquí empezamos a hacer desayunos al estilo mexicano, aunque abrimos hasta la 1 de la mañana: allí se desayuna hasta carne, unos huevos, fruta, zumo, yogur, cereales, etc…¡Es la comida más importante del día! Ahí también empezamos a hacer platos muy diferentes, como unos sandwiches más grandes que los clásicos y muy sabrosos, ensaladas o tacotes. Y la última locura que se me ocurrió fue Papasiones. Su eslogan dice: “pollos, chelas y papas”: las chelas son las cervezas, y los otros dos son los ingredientes básicos de Papasiones. El concepto son unas papas XXL rellenas de diferentes cosas, por ejemplo de pollo cabreado, y todas ellas hechas en un horno al carbón. También servimos pollos deliciosos al horno de carbón con diferentes maceraciones. Ahora mismo ya tenemos dos Papasiones, el último recién abierto en agosto de 2011.

En vuestros locales hay un trabajo muy fuerte en cuanto a diseño y creatividad, decoración, merchandising… ¿cómo trabajáis estas cosas?
Todo sale de mi cabeza y de la cabeza de dos diseñadores fantásticos que me ayudan y le dan forma a todo lo que se me ocurre en el aspecto creativo, más otra persona de la plantilla que me ayuda con los textos. Últimamente estamos marcando tendencia con las promociones porque estamos haciendo las cosas bien. La cabeza no me para de girar, duermo poco y anoto mucho. Yo diría que ése es el secreto.

¿Qué es lo que os da carácter frente a otras alternativas gastronómicas de la zona?
Yo diría que se trata de un conjunto de cosas, entre ellas la ubicación y la decoración de los locales. También trabajamos mucho desde recursos humanos para tener gente agradable y con una sonrisa permanente. Aunque tengamos muchos restaurantes, procuramos no caer en el concepto “cadena”: somos un grupo, no franquicia ni cadena, y el matiz es importante. Y por último y especialmente, lo que nos diferencia es la comida: un restaurante es como un ser humano, y de nuestros restaurantes el corazón es la cocina.

¿Es cierto el mito de que la mayor parte de comida mexicana que se come en España no tiene nada que ver con la que se come en México?
No, hay lugares muy dignos. Sería estúpido decir que nuestros restaurantes son los mejores, pero sí es cierto que por desgracia la mayoría hace un trabajo muy malo y también que hay gente que hace un trabajo muy bueno. Lo nuestro por ejemplo no es cocina mexicana, si no cocina mex-mex, un concepto que inventé yo y que toma raíces mexicanas aunque muchos de los platos son inventos nuestros. Pero no estamos “españolizando” nuestra comida, aunque curiosamente el plato que más vendemos y uno de nuestros inventos con más éxito es el pollo cabreado, una combinación que usa queso cabrales.

Una de vuestras características que más aprecian los habitantes de 11870 es la amplitud de horarios que manejáis…
Sí, pero lo hacemos así simplemente porque es como se come en México. Allí tú puedes ir perfectamente a comer a las 22h, a las 17h, o a las 12h del mediodía. Nosotros estamos a favor de que la gente pueda comer cuando tenga hambre. Además vivimos en una ciudad donde hay mucho turismo, así que deberíamos tener una mayor oferta gastronómico a cualquier hora. De aquí surgió uno de los eslóganes de nuestra cadena: “de una a una como en México”.

Otra de vuestras señas de identidad más comentada por vuestros seguidores en 11870 es el gusto por los motivos de lucha libre que inundan vuestros locales. ¿Cómo de importante es esto para vosotros?
Yo soy del Pacífico mexicano y de pequeño me llevaban a las luchas, un espectáculo tremendo que la gente vive con mucha emoción aunque no lleguen a pegarse nunca. En los años en que se fundó la primera Panza parecía que la lucha iba a desaparecer (aunque luego haya vuelto a resurgir con fuerza), así que en un comedor pequeñito del restaurante de la calle Libertad le hicimos un pequeño homenaje realizando la ambientación de la sala con motivos de lucha libre. Así surgió la idea, y ha tenido tanto éxito que por allí han pasado a rodar películas, han venido grupos mexicanos a grabar videoclips e incluso la revista Playboy la usó para fotografiar a sus modelos. Tuvo tanto éxito ese salón de la calle Libertad que ya hay restaurantes, como el de Gijón, que están directamente dedicados a la lucha libre.

¿Cuál es vuestro cliente más habitual?
Tenemos gente especialmente de entre los 20 y los 45 años, pero nos encontramos con gente de todas las edades, desde niños pequeños hasta gente mayor, y de todos los estilos, desde mochileros hasta ministros, artistas y gente común y corriente como nosotros. También viene mucho turista, porque nuestra página web tiene mucha fuerza en otros países: acabamos de superar las 500.000 visitas, que para una web de un restaurante está muy bien.

¿Va también mucho mexicano a comer a vuestros restaurantes?
Sí, tenemos controlada a la comunidad mexicana de Madrid. Además hacemos alianzas para fomentar esto: por ejemplo la última la hicimos con Aeroméxico, con quienes sorteábamos un viaje a México donde ellos ponían avión y nosotros hotel. Fue un exitazo, con más de 25.000 participantes.

¿Hace cuanto tiempo nos conocisteis?
Hace ya varios años que sabemos de vosotros. Para nosotros 11870.com es un portal muy importante que funciona muy bien, que hace las cosas con seriedad, trabaja fuerte y del que me gusta mucho su carácter informal, el estilo de comunicación e incluso vuestra imagen y logotipo.

¿Qué importancia tienen para vosotros las opiniones de los restaurantes de vuestro grupo que la gente comparte en Internet?
Desde luego le damos mucha importancia a la opinión de nuestros clientes. Me interesan especialmente las cosas negativas que dicen de nosotros y enseguida procuramos ponerle solución: ponemos firme al que haya cometido la equivocación y, si hace falta, invitamos a una cena al cliente. A pesar de todo, también es verdad que en todos los portales te encuentras con muchas opiniones de gente que no tiene mucha idea sobre lo que escribe, e incluso hemos detectado a la competencia escribiendo cosas negativas sobre nosotros, pero bueno, al final sucede esto aquí como sucede en la vida real.

¿En qué otras redes sociales os apoyáis, aparte de  en 11870?
Nos apoyamos mucho en nuestra propia web, y trabajamos con otras como Atrápalo o El Tenedor. Estamos casi en todos los motores de reserva, y además tenemos cuenta de Facebook donde ya hemos superado los 3.000 seguidores.

¿Cómo de clave es para vosotros tener hoy presencia en Internet?
Yo no puedo darle consejos a nadie, pero para nosotros desde luego esto es muy importante, y cada día más.

¿Qué planes tenéis para el futuro?
Nuestro proyecto más inmediato es la apertura de un restaurante en Cartagena de Indias, donde probablemente nos asociemos con uno de los restauranteros más brillantes de Colombia: Andrés Jaramillo, propietario de los restaurantes Andrés Carne de Res.

Para terminar, un pequeño cuestionario:

¿tu restaurante mexicano favorito? La Hacienda de los Morales en Mexico DF
¿tu restaurante no mexicano favorito? La Barraca
¿tu lugar favorito de Madrid? El Retiro
¿tu rincón favorito en México? Los zenotes en el Caribe mexicano
¿un destino que recomiendes? Cartagena de Indias
¿un viaje pendiente? Un lugar en Panamá que se llama el Mar del Toro o el Golfo del Toro

¡Gracias Jorge! 🙂

Comentarios

2 respuestas a “conversaciones con Jorge Marín, de La Panza es Primero

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s