habitantes de 11870

Ohio Goza i Más

Desde siempre en la oficina hemos sentido fascinación por Ohio Goza i Más. Más de 400 reseñas de sitios y servicios de lo más variopintos y 65 seguidores avalan no sólo lo entretenido y útil de sus comentarios, si no esa capacidad que tiene para hacernos viajar por los lugares más insólitos del planeta. Descubridora de rincones y servicios curiosos por excelencia, Ohio Goza i Más sabe cuidarse y disfrutar de la vida. Para el que quiera acercarse a su fascinante figura… aquí la conversación que mantuvimos con ella 🙂

Lo primero… ¿quién se esconde detrás de Ohio Goza i Más? Y, ya que estamos, qué significa el dichoso nombrecito… 😛

Una persona que sabe nada sobre todo, inquieta, curiosa, improvisadora, camaleónica, optimista y con ganas de vivir en paz conmigo y con los demás. Mi pseudónimo nada tiene que ver con el estado de Ohio (pronunciar ojáyo), je je. Buscaba algo positivo, mitad greguería, mitad juego de palabras: por una parte quiere decir “buenos días” en japonés (me encanta decir esta palabra) y, por otra, eso, alguien que goza de cada día “i mucho más”. Me gusta coleccionar momentos.

Has sobrepasado ya los 400 sitios y servicios guardados… y aún queda! Venga, así, a ojo, ¿cuántos sitios te pueden quedar por guardar de los que conoces hasta el momento?

La tira… aunque voy a mi ritmo.

Dices por ahí en algún comentario que lo que haces en 11870.com es un ejercicio de nostalgia… ¡explícanos eso!

Con el paso del tiempo llegan los recuerdos, lo que fue y ya no es. ¡Ojo! No soy de los que piensan que «antes todo era mejor», pero sales de casa, te pierdes por ahí y, cuando quieres volver, buscas esos sitios u objetos que identificas con una etapa de tu vida. Cuando lo encuentras, es casi como recuperar una vieja amistad, un instante. ¡Qué gozada! De ahí que me guste lo retro, lo vintage, reciclar y reconvertir. Pedazos de historia. Objetos y lugares de «culto». El año pasado con vosotros se presentó la oportunidad de empezar a organizar todo esto. Se suele decir que, mientras estemos por el mundo, hay que tener descendencia, plantar un árbol y escribir un libro. Lo del libro me da una pereza tremenda. Así que antes de que me dé un yuyu, prefiero dejar de alguna manera constancia de lo que me ha pasado. Y con 11870.com creo que puedo hacer realidad este deseo…;-)

Tienes ya un buen puñado de gente que te sigue por 11870.com.. . Cuéntamos qué tal la relación con la gente que anda por aquí. ¿Suelen escribirte para consultarte?

¡¡Divino el espíritu 2.0!! La verdad es que me ha sorprendido el estupendo feed-back que gentiles habitantes me envían de vez en cuando. Solemos intercambiar piropos y frases amables. Es una sensación muy agradable ver que estamos “conectados”, aunque muchos no nos conozcamos personalmente. Alguna consulta puntual también ha llegado…

¿Y tú? ¿Has descubierto gentes y sitios interesantes por estos lares?

Desde luego, “mi” Madrid ha cambiado tanto, que 11870 es estupendo para estar al corriente de las novedades. Y desde luego, descubro gente encantadora, interesante y variopinta que de otra manera habría sido difícil encontrar espontáneamente.

En tu página has subido más de 1000 fotos… ¿eres fan de ir cámara en mano para no perder detalle?

Desde que tengo mi cámara digital de tercera mano soy feliz. Retratar cositas es como hacer arqueología del presente. Me encanta lo raro e inusual y sí, me pierden los detalles… Antes solía dibujar, pero con la cámara tengo la ilusión de atrapar momentos al vuelo.

Se te ve muy muy viajada… has peinado España y Alemania, y tienes sitios en un buen montón de países de lo más exóticos… Háblanos un poco de esa vida viajera que llevas… que nos consta que en algunos de esos lugares además has vivido 😉

La verdad es que me he movido bastante… Desde que salí de España como estudiante hasta ahora, he debido mudarme una buena docena de veces en casi veinte años. La vida familiar y profesional hace de muchos de nosotros “mercenarios” del mercado de trabajo. Sin plan de antemano. ¡Como salga! Mi lema es algo así como: “bueno, ya que estoy aquí, let´s make the most of it” (saquémosle jugo al asunto). De siempre me ha gustado descubrir sitios, aprender idiomas y modos de vida, probar nuevos sabores, conversar con gente de otras culturas y países… Entre pitos y flautas, he tenido la gran suerte de pasearme por muchos lugares: Europa, Japón, el sudeste asiático, Australia, algo de América Latina… Lástima que por entonces no hubiera blogs.

De todos los países en los que tienes sitios guardados, el que más llama la atención posiblemente es Japón… ¿Qué puedes contarnos de esa faceta viajera tuya?

Japón es mi país fetiche. Fue mi primer gran destino “rumbo a lo desconocido“. Un shock cultural tremendo, un flechazo con la lengua y la cultura niponas. Un país que estaba en plena burbuja económica y en donde «se ataba a los perros con longaniza»: los trabajos más insólitos y mejor pagados, la comida más refinada, las máquinas más inverosímiles, los paisajes más estremecedores. Un lugar que no deja indiferente al que reside: o te encanta, o sales espantado. Resulta increíble ver cómo un país tan pequeño puede albergar a tantos millones de personas que se empeñan en cohabitar en armonía y superarse contínuamente. En general muy buena gente, curiosos, geniales en adaptar y adoptar elementos de otras culturas. Allí más que en ningún otro lugar he vivido el concepto de «fusión». Qué entusiasmo el de los japoneses por conocer nuevas tendencias, y sin embargo con qué celo mantienen sus costumbres. Un país de sonoros contrastes. El malabarismo entre tradición y modernidad es constante. Pocas veces he recibido una acogida tan especial al haber manifestado mi interés por conocer más. La experiencia más impresionante: los contínuos temblores de tierra. Aunque muchas veces, con el tracatrá del metro o del tren ni te enteras…

Eres tambień una importante activista dentro de 11870.com, con iniciativas como la de “salvemos el producto local“. Nos encantaría que más gente participara salvando el producto local, así que… cuéntanos en qué consiste esta idea y cómo surgió de tu cabeza.

Aquí si que habéis tocado la fibra sensible… Se trata de defender la variedad y la diversidad. Y también la calidad. Cuando al cabo de un periplo tienes que consultar la guía telefónica en la mesilla de noche del insulso hotel para saber en qué ciudad estás… cuando en una gran ciudad decides ir a una enseña multinacional para alimentarte o vestirte porque más vale “lo malo conocido”… constatas que la conveniencia está bien, si bien te estás perdiendo algo… Así surgió la idea. He tenido que venirme a vivir a una pequeña ciudad para darme cuenta que lo bueno (en ese momento, para mí) está ahí, a la vuelta de la esquina: el restaurante de abajo, el mercado de tu barrio, ese producto que no hay quién lo encuentre fuera. Si la gente lo da a conocer porque es de calidad y se trata de algo genuino, entonces habremos conseguido apostar por la diversidad y salvar ese producto/servicio local.

De eso dependerá por ejemplo la supervivencia de maestros artesanos, de productos «de toda la vida», de variedades autóctonas de verduras, frutas, ganado… Los chocolates Pereiro en la Coruña son un buen ejemplo. Uno de los movimientos que empezó con esta manera de ver las cosas fue Slow Food. Iniciativas de negocio como Manufactum en Alemania buscan este mismo propósito. En el país de los canguros se proponen productos de calidad “proudly made in Australia”. Por otra parte, un consumidor bien informado y consecuente puede lograr que no le den gato por liebre: no tragándose cualquier ingrediente que le propongan, por mucha legislación que lo autorice.

Eres toda una maestra dando nombre a secciones y etiquetas. ¿De dónde ese afán por un nombre bien puesto?

¡Huy! Que me sonrojoo… En realidad, esto de ordenar lo inordenable me supuso algún que otro quebradero de cabeza… Así que decidí establecer categorías abiertas basadas en «necesidades». Lo de las etiquetas me encanta porque me permite desfogarme sin límites. Por otra parte, escribir me permite no olvidar mi lengua materna, ya que en mi vida cotidiana la uso bien poco…

Tus comentarios son francamente frescos, humorísticos, a la manera de pequeñas historias… Cuéntanos cuáles serían las claves para hacer un comentario en 11870.com al estilo “ohiogozaimas” 🙂

Uf! Ganas de experimentar con la única lengua que se me “deja”, querer pasarlo bien en el intento, divulgar, transmitir…

Tu página en 11870.com parece un blog de viajes más que un tarjetero personal. ¿Te motiva el saberte leída o te planteas tu página de una manera más personal que pública?

Al principio sí me lo planteé en plan Rolodex electrónico. Luego afloraron los recuerdos. Y más tarde surgió la idea de guardarme los sitios pensando en mis niñas, a modo de « legado». Así, si me leen más tarde, no tendrán más remedio que hacerlo en castellano… ¡Con lo que no contaba era con las reacciones de los que me leen ahora!

Para finalizar… ¡un microtest!

  • En 11870.com, eres fan de… Todo habitante que me recuerda un sitio que tenía en la trastienda, que con su saber me aporta algo nuevo, que con su comentario me anima a conocer eso que todavía no he visto.
  • Dinos cuál es ese sitio oculto del que nunca hablarías en 11870.com (en público) 🙂 A ustedes se lo voy a decir…
  • De todos los sitios que tienes guardado, ¿habrá algún favorito por el que te decantarías sin duda? El mercado Kleinmarkthalle de Frankfurt, con personajes y todo, los taxis Blue Bird de Yakarta, las gambas borrachas en el Jumbo Seafood de Singapur, el pastelero judío Marciano Benguigui en el Marais parisino
  • ¿Algún país o ciudad que tengas pendiente de repasar en 11870.com? Indonesia, Malasia y Singapur. También Australia, Argentina, Uruguay y Paraguay.
  • ¿Y ese fabuloso sitio que tienes pendiente desde hace un montón? Algún lugar prehistórico, o bien un hotelito en Donaueschingen que se las trae…
  • Un destino al que viajar próximamente… Los E.E.U.U, mientras que el dólar lo permita. Me encantaría pasarme por Mongolia, Georgia o Uzbekistán antes de que se parezcan demasiado a nosotros.
  • ¿Y un sitio para estar en familia?Europa Park”, uno de los mejores parques de atracciones que conozco. Aunque como en casa…

Comentarios

One response to “Ohio Goza i Más

  1. Hola “Buenos días”
    Excelente esta entrevista, gracias a la cual, sabemos algo más de ti.
    De todas maneras, sigues conservando este, -digamos-, halo de persona que sabe cuidarse y disfrutar de la vida, de bon gourmand, pero con una imagen fascinante y misteriosa.
    Conserva la frescura y la ironía literaria de tus comentarios, para hacernos disfrutar de tus actividades.
    Desde Barcelona, recibe un saludo afectuoso de
    JFoncat i
    A Descobrir

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s